¡Hola! 

Somos Anita y Sofi y te damos la bienvenida a este mundo Grüffero! 

Nos conocimos sentadas en el piso, en una ronda, mirando como nuestros hijos se adaptaban a estar fuera de casa y exploraban lugares nuevos. 
Un día nos encontramos diseñando cómo hacer del espacio de juegos un lugar para desarrollarse de manera segura, creativa, divertida y ¡cómoda!  Queriamos lograr algo alegre, infantil, y guardar la línea estética, que lo puedas poner donde quieras y quede bien.  

Fue después de varias rondas, de diseccionar el sillón cama del tío abuelo de Anita, de conocer a Cosme que no usa celular pero esta dispuesto a innovar por jovenes emprendedoras, de encontrar a León que tiene 87 y trabaja con el espíritu de los 30 y a Gaby que no duerme hasta lograr el triángulo perfecto, que nació GRÜFF.

Creamos sillones que se transforman en miles de opciones logrando la mezcla justa de funcionalidad, estética y juego.  Confesamos que nos sorprendimos con lo versátiles que resultaron! Algo pensado para chiquitos de pronto se volvió un hit para adolecentes y adultos!  No hay quien pase por al lado de un GRÜFF y no se tire encima! 

Las muestras empezaron a dar vuelta por nuestras casas y nos encontramos con más ganas de tirarnos en el piso a jugar con nuestros hijos, de acostarnos a leerles un cuento, los ayudamos a armar fuertes y castillos y los vimos crear y disfrutar como núnca.. por eso es que salimos a compartir la magia .  Para que vos también puedas verlos saltar, rolar, trepar, crear y reirse un buen rato!

En nuestras casas no hay día que no los usemos nosotras, ni nuestos hijos, y en estos tiempos de estar tanto puertas adentro, el GRÜFF se convirtio en la pista de aterrizaje diaria de nuestras aventuras.  

¡Esperamos que disfrutes de este mundo tanto como nosotras!  

Abrazo de oso,

Sofi y Anita.